InternacionalNoticias

PRESIDENTE DE MÉXICO AFIRMÓ QUE AÚN NO RECONOCE A NUEVA PRESIDENTA DE PERÚ

Con la frase “Vamos a esperar unos días”, fue la frase con la que el presidente de México hizo referencia a la recién jurada Dina Boluarte, presidenta de Perú, luego de que el congreso de su país destituyera a Pedro Castillo ayer miércoles.

Andrés López Obrador, presidente de México, en su punto de prensa diario, demoró el reconocimiento de Dina Boluarte como la nueva mandataria de Perú, tras la destitución de Pedro Castillo, indicando que “eso lo va a resolver la Secretaría de Relaciones Exteriores, ellos están haciendo sus análisis sobre la situación, hay que esperar un tiempo, está muy fresco todo, sí nos tenemos que apegar a los principios constitucionales, de no intervención”, afirmó.

El mandatario mexicano, también confirmó que Pedro Castillo, su aliado, buscaba asilo en la embajada de su país en Lima. Respondió que “no sabe” si se mantendrán las buenas relaciones con el nuevo gobierno de Boluarte, sin embargo, descartó un rompimiento. “No sabemos, pero sí vamos a esperar a unos días, creo que es lo más adecuado, no es nuestro propósito intervenir en asuntos internos” y agregó que lamentaba mucho que sucedan estas cosas.

López detalló que Pedro Castillo llamó por teléfono para pedir asilo en la embajada de México. Esto después que él (Castillo) intentó disolver el Congreso de forma temporal y constituir un gobierno de emergencia nacional, lo que por muchos fue interpretado como un golpe de Estado. “Habló aquí a la oficina para que me avisaran de que iba hacia la Embajada, que iba a solicitar el asilo y que, si le abrían la puerta de la embajada, pero seguramente ya tenían intervenido su teléfono”, dijo López Obrador.

La autoridad mexicana afirmó que dio instrucciones al canciller, Marcelo Ebrard, para autorizar al embajador de México en Perú para abrir las puertas si Castillo solicitaba asilo. “Él ni si quiera pudo salir, lo detuvieron de inmediato”, aseveró y agregó que sigue abierto a ofrecer asilo a Castillo, “es parte de la tradición”.

Finalmente, López solicitó protección para Castillo y pidió que se respeten sus derechos, que haya un actuar acorde con la legalidad y que su familia también sea protegida. “Lo demás, lo político, pues ya lo va a atender la Secretaría de Relaciones Exteriores”, expuso.

En cuanto a la situación de la Cumbre de la Alianza del Pacífico, López Obrador, manifestó que “no se puede, no hay condiciones y lo lamentamos mucho porque ahora Relaciones va a tener que decidir, hay que consultar a los otros miembros de la Alianza del Pacífico, al presidente de Chile, al presidente de Colombia, para ver qué se hace”, subrayó.

Esto debido a que en una primera instancia esta cumbre se llevaría a cabo en México, pero fue cambiada su sede a Lima, ya que Castillo no podía salir del país. Además, el país anfitrión recibiría temporalmente la presidencia, lo que ahora el mandatario mexicano no descarta mantener el liderazgo o cederlo a Chile o Colombia.

Artículos relacionados

Back to top button