LocalNoticias

ALCALDE FERREIRA INSISTE EN UN ESTADO DE EXCEPCIÓN PARA SACAR LOS MILITARES A LA CALLE

El alcalde de Alto Hospicio, Patricio Ferreira, se refirió a los hechos delictuales y homicidios que han ocurrido en su comuna y criticó que “el Gobierno los ha dejado en un abandono total”.

En una entrevista con Cooperativa, el edil indicó que es un tema que ha conversado con los diferentes gobiernos, sin embargo, aseguró que ninguna autoridad “ha hecho caso”.

Junto con advertir que la comuna cuenta con tan solo 45 Carabineros por turno diario y con cuatro fiscales, el alcalde de Alto Hospicio reiteró su solicitud de implementar Estado de Excepción en la zona, asegurando que existen las Fuerzas Armadas disponibles.

“Yo creo que lo que hay que hacer ahora, es establecer un estado de excepción y que los militares salgan a la calle, que vean y miren lo que está pasando, para tomar control de esta situación”, indicó el edil en la entrevista.

Ferreira reiteró que en la región se han observado casos de sicariato, asesinatos, torturas, secuestros, casas de secuestro, y aseguró que son “cosas que nunca se habían visto en la ciudad ni en el país”.

En este contexto y luego del homicidio confirmado en el sector de La Pampa, el alcalde declaró que todo indica que el Tren de Aragua se encontraría operando en Alto Hospicio.

ESTADO DE EXCEPCIÓN

El alcalde comentó que “nosotros tenemos hoy día Fuerzas Armadas que están disponibles. Yo creo que lo que hay que hacer ahora, es establecer un estado de excepción y que los militares salgan a la calle, que vean y miren lo que está pasando, para tomar control de esta situación”.

“Nosotros estamos viviendo hace un par de años algo que nunca habíamos visto: sicariato, asesinatos, torturas, secuestros, casas de secuestro, en fin, cosas que nunca se habían visto en nuestra ciudad, en todo el país”, reclamó la autoridad, quien declaró que todo indica que el Tren de Aragua opera en Alto Hospicio.

“Si lo ha dicho el fiscal es por algo. El fiscal tiene antecedentes de esto”, afirmó.

Zanjó al decir que “lamentablemente nosotros no tenemos la capacidad, porque tampoco nuestra labor es atender los temas de seguridad pública y los temas de delincuencia. No están preparados nuestros inspectores para ello (…) el Estado de Chile dejó abandonado a 160.000 personas allí en Alto Hospicio”.

Artículos relacionados

Back to top button