Deportes

LA MISTERIOSA PROPUESTA QUE LE HICIERON A CAMERÚN EN SYDNEY 2000 PARA DEJARSE PERDER

Han pasado más de 20 años del histórico oro de Camerún en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Un hito importante para el pueblo africano, ya que esa selección fue la segunda del continente en obtener una presea dorada (Nigeria-Atlanta ’96). Sin embargo, durante los últimos días apareció un sabroso y llamativo detalle de esa consagración de los Leones Indomables.

Y es que hubo un hecho que pudo frenar la titulación del cuadro camerunés, quienes superaron en la final a España por penales y en la fase previa se impusieron a Kuwait, EE.UU. y República Checa en fase de grupos, luego a Brasil (1-2) en cuartos y a Chile (2-1) en semifinales. Así lo reveló el exinternacional Serge Branco en un documental emitido por la televisión estatal CRTV, donde sostuvo que él y algunos compañeros fueron sobornados por unos empresarios asiáticos.

“Nos reunieron a seis jugadores y nos ofrecieron 100.000 dólares por cabeza si perdíamos 2-1 con Brasil en cuartos de final. Nos negamos, pero… ¡qué miedo!”, confesó el mediocampista olímpico.

Branco explicó en el documental que “acabábamos de ganar a la República Checa y en la zona mixta nos pararon unos asiáticos. Hablaban en inglés y yo ejercí de traductor. Nos dijeron que eran agentes y que les gustaría hablar conmigo y otros cinco compañeros, con nombres y apellidos, al día siguiente en el Novotel de Brisbane. Les pregunté si eran del Milan o del Real Madrid y me respondieron: ‘No os preocupéis”,

Luego, cuando llegaron a la cita, subieron “a una suite en el séptimo piso y entramos en una habitación oscura con dos guardaespaldas en la que había un señor en una silla de ruedas sin piernas ni brazos. Nos quedamos atónitos, parecía una escena de película”.

Entonces, confesó el ex futbolista que “el ‘tipo’ fue directo al grano. Hemos apostado 6 millones de dólares y queremos que perdáis 2-1 con Brasil. Os damos 100.000 euros por cabeza. Nos pillaron por sorpresa y no sabíamos qué contestar. Teníamos miedo y les dijimos que estaríamos felices de llevarnos ese dinero… pero por ganar”. ¿Increíble, no?

Pero eso no fue todo, ya que la reunión definitiva fue programada para el día siguiente. “Volvimos a la concentración y nos reunimos todos. Hasta ese momento el Gobierno de Camerún sólo nos había dado 100 euros. La tentación era grande. Era una cifra impensable para la época, pero estábamos allí para ganar y defender los colores de Camerún”, incide.

Sin embargo, como ya conocemos todos, Branco y sus compañeros no fueron a la última reunión y no aceptaron el soborno, quedándose con el oro en Australia. “No fuimos, pero estábamos aterrorizados. Sólo salíamos de la habitación para ir a entrenar. Teníamos miedo de encontrarnos con ellos por la ciudad”, declaró.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Back to top button