Tendencias

AQUÍ TE DEJAMOS LAS RECOMENDACIONES PARA CUIDAR LA PIEL EN VERANO

Según la OMS, en los últimos cinco años, la tasa de ocurrencia del cáncer de piel ha crecido de 20 a 25 casos por 100.000 habitantes. Uno de los más conocidos es el melanoma, el tipo más grave de cáncer de piel, que se forma en las células (melanocitos) que producen melanina, el pigmento que le da color a la piel.
“El cuidado de la piel debería ser parte de la rutina de todos, no solamente de aquellos que busquen mantener un aspecto bello. Además, debe ser continuo pues durante todo el año estamos expuestos a los rayos UV. El problema es que durante el verano nos acordamos más de esto por las altas exposiciones y las quemaduras evidentes que aparecen en la piel”, comenta la Dra. Constanza Ullrich, dermatóloga de Clínica RedSalud Vitacura.

¿Qué medidas tomar antes de exponernos al sol?

“Todas las personas necesitan filtro solar, incluso cuando estemos todo el día en casa, pues las pantallas del celular y el computador también proyectan rayos dañinos a la piel. El factor recomendado es siempre de FPS 50, no menos”, comenta la experta.Asimismo, recalca que hay que considerar el tipo de piel. Por ejemplo, una piel madura necesita un filtro más cremoso, ya que su piel tiene poca capacidad de generar lípidos. Las pieles grasas, en tanto, requieren filtros de textura más liviana como geles, fluidos o lociones. En el caso de las personas que están expuestas gran parte del día a los rayos UV, la recomendación es usar protectores físicos como sombreros o buscar la sombra en lo posible.

“Hay una amplia gama de alternativas: puedes encontrar fluidos, geles, cremas; algunos prometen otras funciones como anti manchas y antienvejecimiento. Hay que considerar que el filtro solar actúa durante las primeras tres horas, después deja de ser efectivo. Por eso la recomendación es aplicarlo cada 2 o 3 horas para estar realmente protegido”, enfatiza la dermatóloga de RedSalud.

Tiempo de exposición

“La exposición al sol no tiene que ser necesariamente negativa, de hecho, es muy necesaria para la absorción de la vitamina D; sin embargo, no debemos ocupar esto de excusa para no usar protector. Se ha demostrado que el antebrazo es la mejor zona para absorber esta vitamina, por lo que zonas sensibles como la cara y hombros deben estar siempre protegidos. Bastan 30 minutos de exposición sin protector solar para quemarnos. Si lo que uno busca es broncearse, lo mejor es hacerlo con protección y con intervalos pequeños de tiempo.”, sostiene la Dra. Ullrich.

Uso de mascarillas

Con el uso de mascarillas se produce un efecto oclusivo en la piel, es decir, un aumento de la temperatura local y la proliferación de gérmenes en la zona. Por ello, se recomienda hacer un cambio periódico de mascarillas y posteriormente, una vez en la casa, hacer una limpieza profunda, y usar productos de cuidado livianos.
“Para las personas que pasan mucho tiempo al sol con mascarilla, esta además puede provocar una marca en la piel no deseada contrastando la zona en que se usó más bronceada y la parte de los ojos más oscura. Para ellos se recomienda el uso de mascarillas de color claro como las celestes, amarillas y rosadas. Las mascarillas negras bloquean más los rayos del sol por lo que su uso prolongado podría causar un contraste en la piel que si bien no es peligroso, para algunos puede ser no deseado.”, finaliza la dermatóloga de RedSalud.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Back to top button