Noticias

SUBCRETARIO DEL MOP INSPECCIONÓ OBRAS

Un 15% de avance tienen los trabajos de restauración del emblemático Teatro Municipal.


El subsecretario de Obras Públicas, Cristóbal Leturia, supervisó la mañana del día de ayer el avance de los trabajos de restauración del emblemático Teatro Municipal de Iquique. Los trabajos, que son ejecutados por el MOP, a través de la Dirección de Arquitectura, ya tienen 15% de avance y buscan recuperar para poner en valor el recinto cultural construido en 1889, durante el auge de la producción salitrera en el norte del país.


“De apoco se va haciendo realidad este sueño de los iquiqueños. Hace 17 años este teatro cerró sus puertas y hoy día vemos como ya está dando sus primeros pasos para volverlas a abrir. Iquique es una ciudad muy rica culturalmente y por lo mismo llegó a tener este teatro, y merece volver a tener ese auge en este mismo teatro que ha albergado a tantas generaciones”, destacó el subsecretario Cristóbal Leturia sobre la restauración del recinto que representará una inversión cercana a los $6.922 millones.


La autoridad del MOP explicó que los trabajos de restauración consideran un alto nivel de precisión en su ejecución: “Estamos avanzando en una obra patrimonial que es una obra muy delicada de trabajar, esto se va a demorar aproximadamente un año y medio más en estar listo, pero hemos podido corroborar que el trabajo se está haciendo de forma muy fina y elegante. Hay que ir sacando e identificando cada tabla, cada estructura, una a una, hacerles un tratamiento para luego volver a ponerlas en su lugar. Este es el primer trabajo de una recuperación patrimonial de estas características, que así va a ir avanzando mes a mes hasta poder completar todos los trabajos”.

Al respecto, el delegado Presidencial de la región (s), Natan Olivos, dijo que: “Estamos felices y contentos como gobierno de ser parte de este rescate patrimonial e histórico de lo que significa este teatro para los iquiqueños. Aquí hay un rescate no solamente de una infraestructura, sino que también de una historia asociada a las mejores épocas de nuestra región”.
En tanto, el alcalde de Iquique, Mauricio Soria, destacó que “Hoy día debemos estar felices, porque estamos encaminados, después de largos años de espera, para poder sacar este proyecto adelante, pero hoy día ya está caminando y esperamos que el año 2023 pueda ser utilizado por toda la comunidad”.


Los trabajos que consideran una inversión de $6.922 millones, y corresponden a la restauración arquitectónica de la totalidad del inmueble (3.700 m2), mejorando condiciones de estructura soportante y techumbre; reposición de proyecto eléctrico, sanitarios, clima y ventilación, acústica, seguridad contra incendio, señalética, mobiliario, áreas públicas, foyer y caja escénica. Además, considera accesibilidad universal incorporando ascensor y alta tecnología en sistemas de seguridad.

Actualmente, los trabajos están concentrados en el desarme y demoliciones puntuales, retiro de piso de baños en desuso, embalaje de butacas, retiro de madera del piso 3er piso para su restauración, tratamientos de restauración de puertas y ventanas, decapado de pinturas existentes e inicio de excavaciones para fundaciones del ascensor y de la estructura metálica que soportará la iluminación del escenario.


Durante todo el proceso de restauración, que culminará el segundo semestre del año 2022 y donde trabajan más de 50 especialistas, existe el acompañamiento y monitoreo arqueológico en las excavaciones.

MUROS ALUVIONALES

Durante la jornada, el Subsecretario de Obras Públicas también inauguró en la comuna de Alto Hospicio, la construcción de muros de control aluvional en las quebradas Esmeralda y Zofri, que protegerán a la población del sector norte de la ciudad de Iquique, así como los de Santa Rosa y Quebrada Seca en Alto Hospicio.


Los trabajos, que forman parte del plan de recuperación económica y empleo impulsado por el gobierno, representan una inversión del MOP de $3.000 millones y buscan proteger a los habitantes de los sectores urbanos de la región de Tarapacá frente a los riesgos de aluviones.

La construcción de estos muros consideran distintas alturas y longitudes, con una configuración muy similar a la que se define a través de una sección trapezoidal compuesta de suelo-cemento, con un coronamiento de un muro de hormigón armado, el cual induce un punto de descarga a través de una obra de vertedero, en la eventualidad que los muros sean sobrepasados por el flujo aluvional. En primera instancia, debiesen permitir retener el 100% del flujo para un período de retorno calculado de 100 años.


El Subsecretario Leturia también aprovechó su visita a Alto Hospicio para inspeccionar la construcción del Hospital de Alto Hospicio que está próximo a concluir sus obras, donde realizó un recorrido junto a dirigentes sociales y la alcaldesa (s) de la comuna Claudia Muñoz.

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button