El valor actual de la UF es $33.179,05 El valor actual del Dólar es $972.66 El valor actual de la UTM es $58.248
Noticias

OBISPADO DE IQUIQUE Y CRISIS MIGRATORIA: ESFUERZOS CONCRETOS MATERIALIZADOS EN TRES CENTROS DE ACOGIDA Y UNA PASTORAL DE SALUD

Septiembre 29, 2021

La crisis migratoria se agudiza y continúan ingresando masivamente migrantes por la frontera norte del país, donde ha sido transversal el rechazo a los ataques de violencia que se vivieron al final de la marcha que se realizó el fin de semana en Iquique, donde se afectó directamente a los más desprotegidos.

Vilas Radio 100.1 FM constató con el Obispado de Iquique las acciones de ayuda organizada que se están realizando, donde indudablemente han sido un aporte y cobijo hacia los migrantes y niños más indefensos durante el último año.

El Padre Guillermo Fajardo Rojas, Administrador Diocesano de la Diócesis de Iquique, se refirió respecto a las acciones concretas que van en ayuda de la población migrante, señalando que, “el Consultorio Fraterno es una iniciativa que surgió a raíz de la pandemia para tener un espacio apropiado frente a esta situación sanitaria, donde no existían las posibilidades de disponibilidad en los consultorios, ya que estaban evocados principalmente al COVID. Quisimos, a través de esta acción, brindar la posibilidad de prestar un servicio a nivel de enfermería, salud mental, atenciones básicas de adultos mayores”, relató el Padre.

“Se empezó a sumar gente y medicamentos, la pastoral, tanto profesionales jóvenes del área de la salud como médicos y enfermeras. Así hemos ido caminando, desde el año pasado y gracias a Dios, hoy contamos con el consultorio que atiende los miércoles, donde hay tres doctores, cuatro psicólogos, un nutricionista, un kinesiólogo, una enfermera y se ha logrado conseguir algunos fondos para su implementación. Ha sido una experiencia muy linda y se debe destacar al voluntariado de la pastoral de la salud, y a todos quienes llegan temprano y colaboran organizando las atenciones”, destacó el Padre Guillermo.

La Hermana Sandra Laurita, de la iglesia de Colchane de la Diócesis de Iquique, señaló que, “el trabajo que se realiza en el albergue del poblado aimara es en conjunto con otras organizaciones, en donde el papel de la iglesia se representa por medio de cada uno de los misioneros que se han dispuesto para subir de manera periódica y voluntaria a diario. Esta ayuda tiene que ver con la acogida a la Iglesia en las tardes, donde se recibe a las familias que desde la comisaría se seleccionan, pensando en darle prioridad a los más vulnerables con niños en situaciones de mayor complejidad”, detalló la Hermana.

“A pesar de que son muchas familias, sólo pueden ingresar al albergue una cantidad máxima de treinta personas o diez familias a diario. Cada una tiene un espacio en una especie de islas que se han organizado donde ellos descansan en la noche y al siguiente día, siguen cumpliendo con el protocolo de internación para trasladarlos a Iquique. Mientras despiertan se les brinda un pequeño desayuno caliente para niños y adultos. Asimismo, en la noche, se les otorga una merienda caliente para que puedan descansar y dormir. Además, se van generando espacios para conversar con ellos, animarlos en su caminar y brindarles la esperanza que necesitan frente a las situaciones adversas que han venido viviendo. Para nosotros la labor ha sido enriquecedora, donde nos sentimos tocados por el amor de Dios aun, mirando la esperanza que cada uno de ellos manifiestan en suelo chileno”, detalló la Hermana Sandra.

Rosa Marschhausen, coordinadora de la pastoral Social Caritas de Iquique, de la Diócesis de Iquique, dependiente de Conferencia Episcopal de Chile en la Región de Tarapacá, indicó que, “se ha desarrollado un arduo trabajo con la población migrante. Hace alrededor de veinte años hemos trabajado con hermanos y hermanas peruanas y bolivianos, prestando atención en oficina de orientación en diversas áreas como salud, regularización y acogida transitoria a mujeres trabajadoras”, señaló la coordinadora.

“Durante todo este tiempo se ha trabajado apoyando en lo que más se puede a todos nuestros hermanos migrantes. Desde el año 2017 se ha acrecentado bastante el trabajo por la llegada de hermanos de Cuba, Venezuela, Colombia y otros países incluyendo Camerún. Durante el 2020 y 2021, hemos apoyado a las familias migrantes con pasajes a su región de destino. Hemos pagado arriendos por un mes, que es un compromiso que nosotros como Iglesia asumimos. Además, hemos entregado alimentos, medicamentos, pañales y artículos de aseo”, detalló Rosa sobre las necesidades de los extranjeros.

“Todo este trabajo no sería posible sin los vínculos que hemos generado con diferentes organizaciones e instituciones de la región, quienes trabajan con la población migrante, tales como la sociedad civil, la cual ha sido una labor satisfactoria. Si bien es cierto, nuestra obra podría ser considerada como escasa en relación a lo que se necesita, sabemos que es lo máximo que podemos hacer, y en la medida que podamos aunar fuerzas, recursos y voluntades, podríamos generar mucho más”, indicó respecto a su organización y misión.

“Las ayudas alimentarias han sido constantes. Por ejemplo, en la Parroquia Doce Apóstoles de Alto Hospicio se están entregando alrededor de 250 raciones de alimentos, siendo que en periodos normales se entregaban 80. El trabajo es bastante arduo y sacrificado, pero ahí esta la tenacidad de los voluntarios laicos comprometidos con la iglesia y con el servicio al hermano que sufre y que necesita”, expresó Rosa sobre las acciones, necesidades y convicciones de los voluntarios.

“Es importante agradecer a todas las personas y empresas que nos apoyan en este trabajo y no podemos dejar pasar esta oportunidad para manifestar que no estamos de acuerdo de la manera que terminó la manifestación. Creemos que como iglesia, como hermanos de Cristo, debemos repudiar todos estos hechos que lamentablemente afectan a las personas. Debemos ser como hermanos, debemos apoyarnos, entendernos. Y si no estamos de acuerdo, no hagamos nada, pero no provoquemos daño” finalizó haciendo un llamado de paz dirigido a la comunidad.

Por su parte, para sumarse con acciones concretas que vayan en ayuda hacia la comunidad migrante, el gobernador regional de Tarapacá, José Miguel Carvajal, afirmó que se están habilitando albergues y coordinando los traslados desde la zona en buses, hasta el sector centro sur y región Metropolitana.

Asimismo, se intenta coordinar el levantamiento de un refugio en el sector de Playa Lobito, al sur de Iquique, mismo lugar donde estuvo el Papa Francisco en su visita de 2018, en un recinto de propiedad de la Universidad Arturo Prat.

Por otro lado, el Gobierno de Venezuela anunció el “Plan Vuelta a la Patria” que va a repatriar a migrantes afectados, en coordinación con su embajada en Chile. Sin embargo, aún, la comunidad iquiqueña y migrante sigue clamando por tener un sistema de migración ordenado y regulado para asegurar así, el derecho de bienestar para todos y de vivir en paz.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *