Salud

DÍA INTERNACIONAL DE LA FISIOTERAPIA: CONOZCA LAS VIRTUDES DE ESTA ESPECIALIDAD QUE INCLUYE DOLENCIAS PERSISTENTES DEL COVID-19

Hoy se conmemora el Día Internacional de la Fisioterapia, una efeméride que permite analizar una especialidad que va mucho más allá de los masajes terapéuticos. De hecho, cada vez existen más evidencias del papel preventivo que tiene la fisioterapia.

La fisioterapia se encarga del tratamiento de lesiones, enfermedades y trastornos a través de métodos físicos, como ejercicio, masajes, manipulación y otros tratamientos, sobre medicamentos y cirugía. Igualmente, cuando ya ha transcurrido más de año y medio desde que el coronavirus cambiase nuestras vidas, hoy la salud pública se enfrenta a un nuevo reto, el constante crecimiento de número de personas afectadas por Covid persistente, también denominado Long Covid, son dolencias que se prolongan en el tiempo a pesar de no seguir presentando la presencia del virus.

En ese sentido, a diferencia de la fisioterapia, los kinesiólogos estudian todo el sistema musculoesquelético y las diversas formas complicadas en que funciona. En cambio, el fisioterapeuta trata a los pacientes que sufren de una forma física y movimiento dañadas debido a un accidente, enfermedad, lesión o envejecimiento.

De esta manera, por ejemplo en el caso de quienes han padecido Covid, mantienen dolores musculares en el pecho, fatiga, problemas de respiración, lagunas mentales son los problemas de salud más comunes de los hasta 201 síntomas que caracterizan el Covid Persistente y que se prolongan durante meses entre el ya muy elevado número de personas de todas las edades que sufren de Covid Persistente, “a las que la Fisioterapia dedica este año su Día Mundial, con una campaña en la que incide en el determinante papel de los fisioterapeutas en su rehabilitación”, tal y como informa el presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF), Fernando Ramos Gómez.

¿Cómo aborda el fisioterapeuta el Covid persistente?

El profesional fisioterapeuta valora el estado del paciente y adapta el tratamiento a cada persona, ajustándolo a sus necesidades y haciendo un seguimiento individualizado de su evolución y recuperación.

Con ello, facilita la recuperación o mejoría de su función cardiorrespiratoria, su capacidad funcional, actividad muscular y condición física, además de aliviar el dolor y, por consiguiente, mejorar su calidad de vida. Además, y para proporcionar una completa recuperación, el profesional fisioterapeuta diseña un programa de control y seguimiento presencial y/o telemático, en función de las necesidades de cada persona sometida a tratamiento.

El deterioro de la marcha y equilibro son las disfunciones más comunes entre los mayores, y la fisioterapia ayuda aun cuando la única mejoría posible es la disminución de los síntomas, alteraciones o disfunciones que existan. En este sentido, la prevención de caídas y fracturas destaca como uno de los importantes objetivos de una fisioterapia bien pautada, mientras que la fisioterapia geriátrica ayuda al manejo del dolor.

“La función preventiva de esta disciplina tiene su razón de ser en que sus profesionales están cualificados en el conocimiento del cuerpo humano y sus funciones, valorar los riesgos a los que está sometido cada caso particular según su estilo de vida, tipo de trabajo, y condiciones de salud, así como en la forma de prevenir lesiones o un deterioro acelerado. En resumen, el fisioterapeuta puede ayudar a la persona (en estos casos no hablamos de “pacientes”) a perseguir una mayor calidad de vida según sus circunstancias individuales”, explica Carmen Mateos, directora médica de ORPEA Madrid Mirasierra, centro especializado en rehabilitación

Para ponerlo en práctica el fisioterapeuta puede ser clave, ya que ejerce una importante labor docente de forma que la persona a la que trata aprenda a conocer su cuerpo, a escucharse y a detectar cuándo una parte de él le está avisando de que necesita atención.

Incluso debemos aprender a ser nuestros propios fisioterapeutas”, asegura Mateos, quien hace hincapié en que “empoderar a la persona para que sea la protagonista de su propia salud y bienestar es parte esencial de esta filosofía de la prevención. Saber calentar nuestras articulaciones, tendones y músculos antes de una actividad o por la mañana al empezar el día, estirar o darnos pequeños masajes al finaliza la jornada, y hacernos un “auto-chequeo” periódicamente, forma parte de la prevención y de lo que puede hacer por nosotros un fisioterapeuta”.

Algunos centros de fisioterapia en Iquique:

Fisiokinet Ltda

Manuel Rodríguez 442 · 9 6614 7620

Horario de cierre: 20:30

Kinesport iquique

Eleuterio Ramirez #110, oficina 35

Iquique · 9 4441 7521

I-Kine kinesiología integral

Av. Arturo Prat Chacón 1090, Oficina 407 y 408 · 9 9080 0023

Kimed

Aníbal Pinto 1125 · (57) 231 1466

Horario de cierre: 21:00

Centro de Kinesiología Holística en Iquique

Salitrera Nebraska 3198 · 9 5408 3149

Horario de cierre: 17:00

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button