El valor actual de la UF es $ El valor actual del Dólar es $ El valor actual del Euro es $ El valor actual de la UTM es $
Tendencias

SEMANA SANTA 2021: ¿SABES POR QUÉ NO SE PUEDE COMER CARNE SEGÚN LA TRADICIÓN?

Marzo 28, 2021

Una de las prácticas más arraigadas entre los católicos y cristianos en Semana Santa es la de no comer carne y, por el contrario, consumir pescados y mariscos.

La creencia católica explica que este cambio de dieta se debe a que entre el Jueves Santo y el Domingo de Resurrección se entra en un estado de luto por la muerte y resurrección de Jesús, por lo que se debe hacer ayuno de carnes rojas; aunque algunos más extremos solo beben agua y pan.

Sin embargo, para otros el no consumir carne y suplirla con pescados y mariscos comienza con la Cuaresma, tiempo litúrgico que comienza el Miércoles de Ceniza, que este año fue el 17 de febrero.

Es decir, de acuerdo a los católicos y cristianos no se consume carne ni embutidos todos los viernes, desde el Miércoles de Ceniza hasta el Viernes Santo, y para el final de la Semana Mayor deben guardar un ayuno total y así honrar la muerte de Jesús.

¿Por qué no se puede comer carne?

Con respecto a esta costumbre, el texto del Concilio de Vaticano II señala: “Ha de tenerse como sagrado el ayuno pascual; ha de celebrarse en todas partes el Viernes de la Pasión y Muerte del Señor y aun extenderse, según las circunstancias, al Sábado Santo, para que de este modo se llegue al gozo el Domingo de Resurrección, con elevación y apertura de espíritu”.

Otra explicación sostiene que la abstinencia de comer carne se relaciona a la austeridad de aquella época. Además, habría estado asociada con banquetes de festejos, todo lo contrario a lo que se conmemora en la Semana Santa.

Asimismo, otros expertos en la materia sostienen que, antiguamente, comer carne en Cuaresma era pecado y todos aquellos que lo desobedecían debían de pagar el importe de la Bula de carne al cura para poder quedar exento de tal prohibición.

“El ayuno nos despierta”

El papa Francisco se refirió al ayuno en 2018 y aseguró que es una parte importante para el “espíritu” de los fieles y creyentes.

“El ayuno debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer. Por una parte, nos permite experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y conocen el aguijón del hambre; por otra, expresa la condición de nuestro espíritu, hambriento de bondad y sediento de la vida de Dios”, dijo.

Y continuó: “El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo. Inflama nuestra voluntad de obedecer a Dios, que es el único que sacia nuestra hambre”.

Fuente: Meganoticias

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *